Avisar de contenido inadecuado

Brunner

{
}

POR ROBERNY

 

Teoría de la Instrucción

Jerome Brunner

El estudio de las estrategias cognitivas ha constituido uno de los temas privilegiados de la práctica pedagógica en los últimos años. Diversas corrientes han subrayado su significado, a partir de aproximaciones teóricas y es sumamente difícil encontrar un área de la psicología y pedagogía actuales en la que no se planteen las condiciones que propician el surgimiento, la formación, el desarrollo y la evaluación del aprendizaje. Entre los múltiples pensadores que se pudieran mencionar, es Jerome Bruner considerado el padre de la psicología cognitiva

Para Bruner, la formación de conceptos es un acto en donde se construyen clases o categorías, mientras que la obtención de conceptos supone la búsqueda de los atributos que distinguen a los seres que forman parte de ese grupo o categoría, por ejemplo, el descubrimiento de que una sustancia puede categorizarse como blanca y otra como no blanca es un acto de formación de conceptos, y en cambio, determinar las cualidades que a acompañan a esas sustancias blancas individualmente es un acto de obtención de conceptos, mas explícitamente se puede plantar el siguiente ejemplo:

Formación de Conceptos

Obtención de Conceptos

 

 

Sustancia: Cloro y Agua

Cloro. Olor fuerte y penetrante, es toxico, no es apto para el consumo.

Ambas sustancias son blancas o transparentes a simple vista.

Agua. No tiene olor, no es toxica, es un liquido vital y refrescante.

Bruner ha desarrollado una teoría constructivista del aprendizaje, en la que, entre otras cosas, ha descrito el proceso de aprender, los distintos modos de representación y las características de una teoría de la instrucción.

Para el, el aprendizaje consiste esencialmente en la categorización de la información, la cual ocurre para simplificar la interacción con la realidad y facilitar la acción. La categorización está estrechamente relacionada con procesos como la selección de información, generación de proposiciones, simplificación, toma de desiciones, construcción y verificación de hipótesis. En relación a esto, Brunner señala:

El aprendiz interactúa con la realidad organizando los items según sus propias categorías, creando nuevas, o modificando las preexistentes. Las categorías determinan distintos conceptos. Es por todo esto que el aprendizaje es un proceso activo, de asociación y construcción. (p. 26).

Bruner distingue dos procesos relacionados con la categorización, relacionados con la edad y el desarrollo evolutivo del individuo;  "aprender los distintos conceptos e identificar las propiedades que determinan una categoría". (p. 38), sosteniendo que la formación de conceptos es un proceso que ocurre más que la obtención de conceptos en personas de 0 a 14 años, mientras que el segundo, ocurre más que el primero a partir de los 15 años.

Otro factor influyente en el aprendizaje, según Brunner, es la estructura cognitiva previa del aprendiz, lo cual representa un factor esencial en el aprendizaje. Ésta da significación y organización a las experiencias del alumno permitiéndole  ir más allá de la información dada, ya que para integrarla a su estructura preexistente debe contextualizarla y profundizar.

Es por todo lo anteriormente planteado que Bruner ha distinguido tres modos básicos mediante los cuales el hombre representa sus modelos mentales y la realidad:

Representación enactiva: consiste en representar cosas mediante la reacción inmediata de la persona. Este tipo de representación ocurre marcadamente en los primeros años de la persona, y Bruner la ha relacionado con la fase sensorio motora de Piaget en la cual se fusionan la acción con la experiencia externa. Representación icónica: consiste en representar cosas mediante una imagen o esquema espacial independiente de la acción. Sin embargo tal representación sigue teniendo algún parecido con la cosa representada. La escogencia de la imagen no es arbitraria. Representación simbólica: Consiste en representar una cosa mediante un símbolo arbitrario que en su forma no guarda relación con la cosa representada. Por ejemplo, el número tres se representarían irónicamente por, tres bolitas, mientras que simbólicamente basta con un numero 3. (p. 49).

Los tres modos de representación son reflejo de desarrollo cognitivo, pero actúan en paralelo. Es decir, una vez un modo se adquiere, uno o dos de los otros pueden seguirse utilizando.

La teoría de Bruner tiene como punto de referencia a Vigotsky y Piaget. Muchos de sus trabajos  se refieren al estudio de la percepción, desarrollo cognitivo y educación, pero se distancia de la teoría piagetiana en sus estudios sobre la Adquisición del Lenguaje. Para Piaget, el desarrollo del lenguaje constituye un subproducto del desarrollo de otras operaciones cognitivas. Bruner piensa que esta teoría tiene el defecto de que no establece una correlación entre el desarrollo del lenguaje y el desarrollo cognitivo, sino que separa la relevante influencia del desarrollo cognitivo en la producción  del lenguaje. También le asigna mucha importancia al proceso de instrucción, las formas que utilizan los maestros para presentar el material que el alumno debe aprender, y la concepción del aprendizaje como proceso acelerador el desarrollo cognitivo. Pero el punto de unión más fuerte entre la teoría de Vigotsky y la de Bruner, es que, para ambos, la interacción y el diálogo son puntos claves en su teoría y comparten la  premisa de que, muchas de las funciones intrapersonales, tienen su origen en la interacción. Esta teoría de Jerome Brunner, es radicalmente social, son las interacciones con los adultos las que constituyen la clave que explicaría la adquisición del lenguaje.

Para Bruner, el niño no adquiere las reglas gramaticales partiendo de la nada, sino que antes de aprender a hablar aprende a utilizar el lenguaje en su relación cotidiana con el mundo, especialmente con el mundo social. El lenguaje se aprende usándolo de forma comunicativa, la interacción de la madre con el niño es lo que hace que se pase de lo prelingüístico a lo lingüístico; en estas interacciones se dan rutinas en las que el niño incorpora nuevos conocimientos y expectativas de su mundo, en donde el juego, según Brunner,  el individuo aprenden las habilidades sociales necesarias para la comunicación aun antes de que exista lenguaje.

Algunas de las implicaciones educativas de la teoría de Bruner, y más específicamente en la pedagogía son:

  • Aprendizaje por descubrimiento: El maestro debe motivar a los estudiantes a que ellos mismos descubran relaciones entre conceptos y construyan proposiciones.
  • Diálogo activo: El docente y el estudiante deben involucrarse en un diálogo activo.
  • Formato adecuado de la información: El maestro debe encargarse de que la información con la que el alumno interactúa esté en un formato apropiado para su estructura cognitiva y edad.
  • Currículo espiral: El currículo debe organizarse de forma espiral, es decir, trabajando periódicamente los mismos contenidos, cada vez con mayor profundidad. Esto para que el estudiante continuamente modifique las representaciones mentales que ha venido construyendo.
  • Extrapolación y llenado de vacíos: La instrucción debe diseñarse para hacer énfasis en las habilidades de extrapolación y llenado de vacíos en los temas donde el estudiante presente dificultad.

Para concluir se puede decir que, las estrategias o afirmaciones propuestas por Bruner tiene el gran mérito de superar un enfoque o concepción estrictamente asociacionista, un segundo punto que se aprecia en esta teoría es que Brunner puntualiza y resalta la importancia de una serie de factores psicológicos necesarios para la formación y obtención de conceptos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias Bibliográficas

  • BRUNER, J., Hacia una teoría de la instrucción, Ediciones Revolucionarias, Cuba, 1972.

 

 

{
}
{
}

Comentarios Brunner

ok
leslie gadalupe leslie gadalupe 13/05/2009 a las 22:55

Deja tu comentario Brunner

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre